¡Young Mangakas Generations!

Anime-Manga y Diseño

Nos hemos trasladado a Soul Academy!
11/08/2016

No estás conectado. Conéctate o registrate

La leyenda de los Caballeros de Arcadia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 La leyenda de los Caballeros de Arcadia el Vie Feb 03, 2012 3:27 pm

Hola compañeros pues este sería mi primer post en este foro, siendo éste sobre una novela ligera que he venido escribiendo desde hace 4 años [jaja y no llevo mucho lol =w='], pero espero que les agrade y me den sus opiniones y pues antes que nada quisiera agradecer a todo quien lea mi historia puesto que casi no la he dado a conocer más que en DA y quizas empiece a reclutar gente para llevar a acabo la novela visual de esto.

Por último, caba mencionar que para entender la historia les pondré la antesala a la historia dividida en 4 capitulos, luego pondré la historia y las bio's de los personajes. Cualquier duda, comentario o sugerencia son bienvenidos de hacerlas.

Gracias

-----------------
Capitulo I: Un comienzo incierto:

Capitulo I: Un comienzo incierto...

-La guerra…La guerra nunca cambia… el hombre ha peleado consigo mismo por poder, avaricia, conocimientos, y a través del tiempo en cada era con cada nuevo descubrimiento e invento se han producido conflictos aun peores, pero nada nos preparo para algo como esto.- Dr. William von Strodingherr”

1946...un año que jamás olvidaremos, un año en que los verdes prados se tornaron en rojo, dejando atrás un horrible recuerdo y una imagen de terror entre los nuestros, todo empezó en el pueblo de leipzig, muy cerca de Dressden una horda de demonios no- muertos, orcos, y arrasaron con aquel lugar trasladándose de pueblo en pueblo hasta la ciudad, eran incontenibles y las armas de ese entonces no servían de mucho con ellos, Dressden fue inevitablemente invadida por ellos, las fuerzas armadas hicieron lo que pudieron para poder rescatar, repeler o contener pero lamentablemente se tuvo que tomar la decisión de destruir por completo aquel lugar.

Las fuerzas armadas de EE.UU destruyendo la ciudad de Dressden con una bomba nuclear, facilmente uno creería que nada podría sobrevivir de un ataque así, pero hubieron algunos que lograron no solo seguir con vida, sino que mutaron convirtiéndose en seres aun más poderosos resistentes y letales que antes, trayendo caos y desorden de nueva cuenta en el mundo esparciéndose poco a poco por pueblos y ciudades. Fue entonces que unos seres humanoides de distintas razas tomaron control de estos y empezaron atacar a los humanos y todo lo que se ponia en su camino. Las ordas eran comandadas por elfos oscuros, demonios ancestrales y vampiros, a los que se penso que eran unicamente de mitos y leyendas antiguas, por que se les denomino en general a todos ellos, "seres miticos". La verdad es que nadie sabia por que aparecieron estos seres en primer lugar algunos pensaron que era una epidemia, otros que era un movimiento de los rusos, pero el motivo por que se desató esto, era aun peor de lo que se imaginaria cualquiera.

Capitulo II: Nuevo significado de guerra...:
Capitulo II: Nuevo significado de guerra...
Todo parecía perdido, las esperanzas y oportunidades de la humanidad se acababan, solo se podía escuchar el grito de aquellos que morían de una forma horrible sin poder defenderse, y uno lo único que puede esperar es que mínimo la muerte que nos llegase fuera más apacible.

Alemania se ha dado por perdida, el avance de aquellos seres había terminado también con Polonia, pero en Francia la cosa dio un giro inesperado estando en ruinas aun tenia sobrevivientes en la parte noreste siendo Paris la ultima ciudad que se mantuvo en pie tras 2 años de guerra continua, concentrando su fuerzas militares en Orleans y Reims. Sin embargo aquellos que se convirtieron en aquellos monstros continúan avanzando por toda Europa, se dan informes de apariciones en Argentina, Brasil, Mexico, EE.UU. y varios poblados de América, en Asia solo Rusia, Corea y la coalición China-Japón continuaron en la batalla.

Ataques por todos lados ya no solo al azar sino mas pensados durante los próximos 6 meses, dejando en despojos las más grandes y gloriosas ciudades, todo se creía perdido, la fuerza militar era reducida, los grandes ejércitos solo eran escaramuzas de resistencia casi insignificantes donde solo los más habiles soldados lograron seguir luchando, solo era cuestión de meses tal vez semanas para que todo acabase para la humanidad, este podría ser nuestro castigo por nuestra vanidad y codicia por toda la muerte que hemos traído a nuestros semejantes, no importa cuántas veces volteemos al cielo, jamás tendremos una respuestas. Solo la esperanza de ver a los seres queridos era lo que mantenia a muchos con vida y para este entonces, solo podiamos esperar un milagro.

Capitulo III: La cruda verdad:
Capitulo III: La cruda verdad
Mientras lo único que quedaba era esperar nuestro inevitable fin, luchando todos los dias durante horas, gastando incontables cantidades de municiones y suplementos, fue cuando ellos aparecieron, en cada lugar donde hubiera una resistencia, o seres luchando a muerte por sobrevivir, pequeños escuadrones aparecieron, pudo ser una respuesta a nuestras plegarias, o solo una casualidad, como historias de tiempos antiguos, cosas que parecen que se le cuentan a un niño para que tenga esperanzas de una vida mejor. Estos personajes con extraños trajes que en el hombro izquierdo tenían unas iniciales como “A.L.B.I.O.N.” o “N.A.P.S.T.A.R. ” no se sabia quienes eran o que querían, solo en cada lugar al que llegaron decían:

-Nosotros somos los Arcadian Philosophers, una sociedad secreta nacida de las más grandes mentes de todo el mundo, conformada de los mejores soldados humanos, guerreros de la raza élfica y licantropa somos los hijos de Danaan, aprendimos las antiguas artes de la magia y alquimia preparándonos para pelear desde hace 2000 años contra los Apóstoles Caídos, seres demoniacos que lo único que planean es nuestro exterminio y el del mundo como lo conocemos, por lo que quieren obtener la entrada a la Mítica Khaelis die Arkadia, lugar donde se encuentran los frutos del Edén y el legado de los dioses, se dice que con esto el o los poseedores tendran la vida eterna y el poder de la manipulacion del espacio y tiempo, resumiendolo...el Poder de Dios.
Hace 3500 años los Tuatha DÉ Danaan, llevaron a Irlanda 4 objetos mágicos, los cuales son las llaves que abren la puerta, pero el lugar donde esta la puerta lo permanece desconocido. Estos objetos eran:
  • La caldera del Dagda
  • La lanza de Lugh
  • La piedra de Fal
  • La espada de Nuada

Lamentamos haber tardado tanto, pero también nosotros fuimos atacados por esos monstros, y nuestras antiguas técnicas gracias a la mutación que sufrieron no fueron muy efectivas en ese entonces, pero ahora los que quedamos estamos aquí de nueva cuenta para pelear, gracias al gran William von Strodingherr creador de los Valkyrur Tactical Combat Suit (V.T.C.S.) estamos seguros de poder triunfar ante los Apóstoles y todo aquel que desee pelear junto a nosotros será bienvenido no importa la raza o el origen que tenga, asi que dejen de quejarse por que nada esta perdido aún, lo sería si encontrasen la puerta.-
“Palabras de cada comandante en todo el mundo.”

Cuando se marcharon rumbo al frente de combate, con ellos fueron los hombres y seres que quedaban valientes y sin temor entre ellos habian humanos, licantropos, enanos y elfos, todos ellos dispuestos a morir por la ultima esperanza que les habían dado aquellos extraños.

Capitulo IV: La Resistencia dá el golpe:
Capitulo IV: La Resistencia dá el golpe
En todo el mundo se veía la misma escena, muchos perecieron de nueva cuenta, pero la horda de aquellos Apóstoles fue rechazada y casi excluida por completo así fue que el continente Europeo una habían tomado casi por completo, volvio a ver la paz. Despues de lo ocurrido se dieron a conocer las razas miticas ante la humanidad, siendo este un momento historico de alianza entre las razas pero eso no quitaba el hecho de que los Apostoles Caidos eran en su mayoria seres miticos, pero al ver lo que pasó pudieron ver que no todos eran como los pintaban y que los Apostoles asesinarían a los humanos y eliminarian a todo aquel que no les jure lealtad o se interponga en su camino.

Más tarde, 15 años despues, algunas grandes naciones decidieron unirse unas con otras marcando el comienzo de una nueva era, la agrupacion quedó de la siguiente manera:


  • Inglaterra, Irlanda, Escocia y Francia del este, se unieron para formar el Nuevo Imperio de Avalon, el cual se rige bajo la corona inglesa en la capital metropolis de Londres. Aqui fue donde los Arcadian Philosophers nacieron por lo que aqui esta su base principal.
  • Siberia, Finlandia, Noruega y parte de Russia del oeste se unieron formando a la tierra de Midgard.
  • Italia y Grecia se unen formando la Republica de Sparta limando un poco sus diferencias, se unen dándole vida a esta capital. Retomando viejas costumbres aportan los mejores guerreros y mentes cientificas en contra de los Apostoles Caidos...
  • Australia y algunas islas de Oceanía se unen bajo el mando del rey Anateyhus como la Republica Imperial de Atem, siendo la nacion con el mayor negocio de mar y mercenarios. Esta nacion, mantiene un regimen de neutralidad hacia todas las naciones por lo que es normal ver de todo aqui.
  • Los Apostoles Caidos tomaron Africa por nacion, convirtiendose en la nacion mas grande del mundo y nosotros que pensabamos que Africa nunca seria nada. Lybia y Egypto fueron excepciones puesto que forman parte del Imperio del Cairo.


Parece ser que hemos ganado una batalla por que apenas ha comenzado la verdadera guerra y si queremos ganar tendremos que construir más trajes y entrenar a más soldados y tendremos que empezar a construir de nuevo nuestras ciudades, pero ahora todos estamos unidos y en la cabeza esta Avalon antes conocida como Inglaterra sede de los Arcadian Philosophers, donde nuestros jóvenes aprenden el arte de la magia y a controlar los V.T.C.S.


-FIN DEL PROLOGO-
-----------------

La princesa esta en otro castillo...:
Las 9:00 de la mañana en Avalon, sucesos poco normales han estado aconteciendo en este imperio, dejando a la Reina totalmente perpleja. Hace dos semanas que su hermana ha sido secuestrada y aun no se sabe nada sobre la condición en la que se encuentra.

La única pista que tienen son los cadáveres que han encontrado en los lugares de los siniestros que un terrorista ha creado desde hace ya varios días. Cuerpos mutilados y cubiertos de extrañas marcas son la única esperanza de encontrar viva a la princesa, ya que se sospecha que en el próximo atentado el cuerpo de la princesa sea usado como el medio de transporte para la dinamita del desconocido atacante.

Los atentados han sido periódicamente, dejando un plazo de 9 días entre cada uno de ellos…ahora el equipo asignado solo cuenta con ese pequeño lapso para hallar a la joven de 15 años, quien a pesar de tener conocimientos sobre esgrima…fue patéticamente secuestrada mientras se refrescaba con una soda.

Ahora es una carrera contra el tiempo ¿Podrán hallar a la princesa?...

Todo depende de que tan rápidos y competentes sean.
Los dos enviados del cuartel ya se encontraban dentro del palacio, en la escena del secuestro, no podían perder más tiempo en formalidades como tomar una taza de té mientras conversaban con la reina. Nada de eso. Ahora mismo debían investigar todo lo que podían y hacer algo. Ya.

La princesa esta en otro castillo - parte 2 ACTUALIZADO:
En el rostro de su majestad se podía notar la angustia que sentía, ni las gruesas capas de maquillaje podían esconder esas arrugas tan profundas de su frente, y esas ojeras, producto de solo dos noches en vela.

Nabile solo rodeaba la mesa en donde se encontraba la bebida, y pensaba una y otra vez:- "si deja un plazo de 9 días entre víctima y víctima, y la princesa fue secuestrada hace ya 14 días... ¿qué es lo que pretende?"- Cuando se trataba de algún caso que atender Nabile no se andaba con rodeos e iba directo al grano.

-Dígame majestad, ¿dónde estaba usted? y ¿con quien se encontraba la princesa?- dijo Nabile, quien a pesar de ser bastante alegre en la mayoría de las ocasiones, sabia respetar el trabajo y a sus superiores, aunque no le agradara llamar "majestad" a una persona tan decaída como la que tenía enfrente.

Por otra parte Jack parecía estar haciendo lo suyo, alejado un poco de todo, pero siempre atento...o esa es la impresión que siempre le daba a Nabile, pero en ese momento no estaba segura de como se encontraba, ya que si bien la noche anterior la había pasado en la cantina y despertado en el pasillo, su cabeza le estaría cobrando factura todo el día.

Nabile se acercó a su superior y poniéndole una mano en el hombro le dijo- eso te pasa por andar de briago- y lo empujo hacia el centro del circulo conformado por los Arcadian, la Reina y su gran escolta, que ahora más que nunca, no se le separaban.

Mientras tanto, Astrid recorría los interminables pasillos del palacio a grandes zancadas, mientras su espada tintineaba contra su armadura. Sabía que llegaba un poco tarde, normal después del viaje que había realizado desde Babilonia para llegar hasta allí por orden de la reina Esther.
Por fin llegó a la sala de audiencias, donde se suponía que la reina estaba esperándola. La elfa dio un suspiro antes de llamar a la gran puerta, que se abrió en breve. Ella entró con la cabeza muy en alto.
No esperaba ver a tanta gente en la sala. Sabía de sobra que los elfos no eran muy bienvenidos fuera de los límites de Babilonia, y por ello desconfiaban de los humanos. Por eso, la elfa se apresuró a esconder sus orejas tras su largo cabello rubio, y suplicando en su interior que nadie se fijase demasiado en sus rasgos claramente élficos. De ser así, alguien podría iniciar una disputa contra ella.

- Majestad - la joven, seriamente, hizo una profunda reverencia.
La reina sonrió al verla.
- Veo que por fin has llegado, Astrid. Bienvenida. Pensaba que ibas a llegar acompañada... - empezó a decir pero la elfa la cortó de inmediato.
- No ha podido venir, mi Señora. A causa del plenilunio.
- Oh, de acuerdo. Esto... - la reina parecía muy cansada, tenía el rostro demacrado por el cansancio y la preocupación - Astrid, te presento a los Philosophers - la mujer le señaló al grupo de humanos que la acompañaban en la sala - Me gustaría que trabajaras con ellos en esta misión - dicho esto, la reina volvió a sentarse en su asiento, claramente agotada.

- Como ordenéis, Majestad - volvió a hacerle una reverencia, y después se dirigió a los demás, tímidamente al principio, pero más resuelta después - Mi nombre es Astrid von Austerlitz, y soy una caballera al servicio de la reina Esther. He oído hablar mucho de ustedes, y me gustaría unirme a vuestra causa para conseguir traer de vuelta a casa a la princesa Sophie, si es de vuestro agrado.

Un hombre camina en circulos mientras fuma un cigarrillo, el hombre se encuentra muy bien acompañado y se detiene solo un momento, para darse cuenta que la persona algo desconcertada entre tanto gentío, no era nada más ni nada menos que la joven Astrid. –"¡Cielos, vaya que ha crecido!, la recuerdo de una foto cuando niña en los jardines de Babilonia"-pensó muy dentro de sí, mientras se acercaba a ella.
-Hey que tal, Astrid von Austerlitz?, me presento, mi nombre es Jack Allen Frost von Igniscaria puedes llamarme Jack, soy el Lider de los Arcadian Philosophers-

Al presentarme observo a la joven que empieza a mostrarse algo entusiasmada pero noto un pequeño detalle. Discretamente se acerco lentamente a su oído y le susurro.
-Noble elfa no tienes que sentir vergüenza o miedo de tu estirpe, aquí nadie te dirá algo ofensivo, yo te lo aseguro-

Alejándose un poco, sacando de su bolsillo, 1 chicle que de inmediato o fresco a la joven y dos insignias, a lo cual exclamo. - Joven caballera Astrid von Austerlitz, toma aquí te estoy dando tus insignias del escuadrón Posseidón y por lo tanto tus rangos de Capitan-

-HEY!!, gente les presento a la joven Astrid von Austerlitz, quien a partir de hoy pasa a ser la capitana del escuadrón Posseidón espero se lleven bien con ella.- Su voz que sonó con tanta firmeza y a la vez con un cálido toque, dejaba en claro que no toleraría algún comentario.

Al parecer todos se alegran pero en tal la situación en la que se encontraban, algunos sonríen y otros saludan, solo para volver de inmediato a sus informes y la investigación. -Astrid, como podrás darte cuenta la situación es algo estresante, así que solo trata de hacer vuestro rol aquí para no llamar tanto la atención. Anda!- Dándole un pequeño empujoncito en su hombro -causales una buena impresión, al rato yo invito unos tragos, pero ahora mismo hay que encontrar a esa joven-

Haciendo una pequeña y rápida pausa Jack se detiene, y pregunta.
-Por cierto, Arion no se suponía que vendría?-
Una joven más confiada le sonrió dulcemente.

- Gracias - le dijo, guiñándole un ojo con complicidad, tomando las insignias agradeciendo los gestos de aquel Hombre.

Dejando a un lado las tenciones con respecto a su raza, tomando el asiento que tan amablemente le ofrecieron, apartando su larga cabellera de la cara, dejando ver sus largas orejas picudas. Retomando aquella pregunta de Jack, aprovechando que los demás se encontraban hablando y nadie los escuchaba, se atrevió a hablar con confianza.

- Verás Jack, Arion iba a venir. De hecho se encuentra en Avalon, me ha acompañado todo el camino, pero... - dirigiendo su mi mirada hacia los ventanales de la sala, desde donde se veía la Luna Llena. Jack siguiendo el curso de esa mirada viendo también al astro - No sé si recordarás que los hombres lobo arrasaron hace un tiempo Babilonia... El caso es que Arion ya no... - tragando un poco de saliva, ese tema siempre le causa un malestar - Ahora mi marido es un licántropo. Se ha quedado fuera de Londres, en un bosque cercano.

Con un nudo en la garganta, no pudiendo dejar de pensar en el tema, desvió la mirada hacia el suelo. Sus compañeros de la sala al verla un poco decaída le ofrecieron una taza de café con leche, que acepto con gusto y le alivió un poco la tensión; que la dejo comenzar a hacer los preparativos de la misión, y empezar a trazar planes.
-Las cosas cada vez se ponen mejor- exclamo por lo bajo la joven comandante al ver que una elfa había entrado en escena y se disponía a ayudar en la misión. Ella no tenía nada en contra de los seres mágicos, aunque bueno a quien quería engañar, esa e3ra la razón principal por la cual, formaba parte de los Knights, su deber era terminar con todos ellos antes de que ellos terminaran con los humanos.

El rencor y odio que sentía hacia los seres mágicos no era el mismo sentimiento que sentía por Idrial, la elfa que se había presentado ante su majestad y ahora disfrutaba de una agradable taza de leche.

Un giro inesperado de eventos...:


Nabile se fue acercando a ella y cuando la tuvo en frente pudo notar a todas luces las orejas puntiagudas que sostenían sus mechones de cabello rubios, no obstante no pudo evitar recordar escenas de batallas pasadas y receló por un momento…pero solo un momento.

La comandante del escuadrón Dynames le tendió la mano diciendo - gusto en conocerla camarada, mi nombre es Nabile Alam, Comandante del escuadrón Dynames- le dijo con su típica sonrisa entre divertida y burlona en el rostro- me parece que debemos comenzar lo más pronto, no queremos tener una desagradable sorpresa-.

Diciendo lo anterior finalizo su presentación, no quería entrometerse mucho entre su conversación con Jack, ya que los dos parecían grandes conocidos. Y ella estando de más en ese asunto decidió apartarse y continuar con la investigación, pero siempre atenta, no podía dejar pasar el pequeño detalle de la pareja de Astrid, sin embargo no hizo ningún comentario.

Vía satelital, usando un móvil les ordenó a 4 guardias que se presentaran lo más rápido posible en el castillo y que investigaran y registraran los jardines mientras ella por su parte iría a investigar desde lo alto. Girando sobre sí misma se dirigió a Astrid y Jack diciéndoles:

- iré a la azotea luego creo que registraré personalmente las calles y callejones cercanos, ¡Ah! Y mande a 4 hombres a registrar los jardines por si algo se le hubiera escapado a él o los criminales- terminando la advertencia de que el jardín ya estaba siendo investigado volvió a decir- asi que…-se acercó a una ventana, con un tono divertido pronuncio- ¡nos vemos!- y tomando con las dos manos la saliente superior de la ventana, se balanceo y girando hacia atrás desapareció dejando como único rastro el sonido hueco de sus pisadas por el tejado.
Conforme desaparecía la tan enérgica comandante Nabile, en los pensamientos de Idrial parecía la idea de haber conocido a una buena persona, aunque al principio creyó notarle una mirada con una pizca de rencor hacia lo que representaba. Supuso que era normal que le mirasen así, sobre todo si le tenía algún tipo de odio a los de su raza. Pero le alegraba comprobar que al final le hablaba como amiga.

Tomándose su tiempo para terminar su taza de café con leche, se mantuvo hablando un poco más con los miembros del grupo, hasta pasado el medio día, en que decidio ponerse a trabajar ya que las cosas habían quedado más claras.

- Deberíamos comenzar a buscar nosotros en algún lugar de la ciudad. ¿Qué os parece si vamos a buscar a la princesa a la torre del Big Ben? – sugerencia vivas y secundada con la colocación firme de su espada al cinto, poniéndose de inmediato de en pie.

Así fue como la capitana Astrid, ahora Comandante del Escuadrón Poseidón se integró a las filas de los Arcadian Knights. Iban a necesitar de toda la ayuda que se les brindara para encontrar a la princesa Sophie, pero algo inesperado sucedería cuando el general Jack, la capitana Idrial y la comandante Nabile se dispuestos a continuar la búsqueda fuera del castillo.

Un grito de amenaza surgió de entre el bosque que rodeaba el lugar, era un hombre maduro, algo barbón y vestido con ropas viejas, pero que parecían estar en buenas condiciones, y lo que más sorprendió a la comandante Nabile, que fue la primera en verlo al estar en el techo, era que llevaba consigo a la Princesa Sophie amarrada de manos y con una venda cubriéndole la boca, la comandante dio aviso inmediato a sus demás camaradas, que respondieron al instante.

Saltando del techo sin titubear al momento de aterrizar la comándate se percato que ya se encontraban en la escena Astrid y Jack, acompañados de los guardias reales. –¡¡No se acerquen más o la princesa lo pagará!!- advirtió el hombre de tez blanca y ojos cafés, era alguien bastante ordinario como para creer que él había sido el culpable de tanto alboroto, pero la 9mm que portaba y apuntaba a la sien de la princesa advertía que tenía el suficiente coraje para dispararle.

Los arcadian se pusieron en guardia, cada uno empuñando sus armas características, Jack con su espada relampagueando a todo lo que daba, Astrid con Ygdrassil en sus manos, y Nabile con tres dagas en cada mano, todos dispuestos a atacar cuando el momento fuera oportuno. Pero el sujeto comenzó a reír…primero bajo, casi inaudible, pero luego sus risillas se convirtieron en carcajadas y dijo- ¡¡Ustedes cómo serán tan imbéciles…JAJAJAJAJA!!!- los rostros de los presentes mostraban sorpresa, pero no dejaron de mantener la guardia-¡¡que dices!!- después de que el general Jack preguntara que tanto hablaba el sujeto éste respondió con tono burlesco- ¡¡Sus camaradas están siendo atacados, comidos vivos!! ¿Y ustedes que hacen?, claro, claro- dijo aún más divertido-¡¡se interesan más por esta cría que por ustedes mismos!! ¡¿Y se dicen salvadores de la humanidad?!- el ambiente se hizo más tenso cuando el sujeto apretó el martillo del arma que portaba y rápidamente se lo colocó en la sien gritando- ¡NO VOY A TERMINAR COMO ELLOS!- entonces, disparó.

La princesa fue rápidamente sacada del lugar, y los arcadian solamente tenían una pregunta en la mente ¿De qué hablaba?, como si alguien les hubiera leído la mente recibieron la respuesta, sus móviles sonaron al mismo tiempo, y cuando vieron de que se trataba, no lo podían creer: un mensaje con carácter de urgente, y un poco difícil de procesar.

El Cuartel estaba siendo atacado por Zombies...
Los siguientes sucesos relatan los acontecimientos de La misión: "La Corona de Arquímedes" datos tácticos de la misión Arcadian phillosofers-- top-secret 1.0-1


El demonio en nosotros...:

La situación se torno difícil para todos cuando el atacante dijo que el cuartel estaba bien sitiado por hordas de muertos vivientes. Un texto de SMS fue lo que le informó a los oficiales, sobre el ataque, pero lo único que quedó por hacer fue correr al humvee para trasladarnos de inmediato y esperar lo mejor. Solo un hombre entre ellos esperó lo peor, puesto que esto lo vivió en las junglas de Vietnam, su nombre es Frost, Jack Frost, el único sobreviviente del escuadrón Perseus en 1954.

4 millas de camino después, el coronel Kauffman mando un comunicado de emergencia, mencionando que la entrada había caído y que el escuadron fénix estaba creando una resistencia con trampas y C4, pero aun así estaban siendo atacados sin cuartel por las hordas.

El convoy se acercaba y la Capitana Nábile recibió un mensaje de Raphaell del escuadrón de los Angeles Negros, diciendo que él y sus chicos estaban en la sala de la armería creando una resistencia junto con algunos oficiales y casi todos los reclutas, pero que estaban a punto de ceder las barricadas, que los cubrirían para que entraran por la ventana.

Al llegar aplastaron a todos los que pudieron con los camiones, llegando así al ala este del edificio, apareciendo una figura conocida, el caballero lycan: Arion. Fue en ese entonces que la verdadera pesadilla comenzaría al entrar al edificio, puesto que ya se habían dado cuenta que algunos de esos seres ya eran zombis, Astrid al ver esto sugirió no llamarles zombis ni cosas por el estilo, sino referirse a esos seres como "ellos", puesto que a pesar de algunos eran amigos o conocidos, en estos momentos no se podía creer que ya habían dejado de ser humanos.

-Ahora lo que debemos hacer es acabar con todos ellos y encontrar algo que los destruya!!- Nabile exclamó con angustia, a lo que Frost respondió:

-...Existe una manera de acabar con ellos y quizás hacer que vuelvan a la normalidad, pero deberemos activar la barrera de campo espectral en las instalaciones para hacer que todos ellos caigan inconscientes, aunque me temo que aquellos que lleven mucho tiempo, como 30 minutos o más ya no será posible que vuelvan a la normalidad-.

:


Los eventos a continuación descritos toman lugar a las 6:30 PM, se recomienda discreción y cuidado al enfrentarse a lo que esté allá adentro.

----------------------------------
PROTOCOLO DE PROCEDIMIENTO: EXTREMA PRECAUCIÓN
PROTOCOLOS DE SEGURIDAD: NINGUNO
BAJAS: 97 Y CONTANDO
SOBREVIVIENTES: DESCONOCIDO

La situación se tornaba más complicada de lo que esperaban. Astrid, Jack y Nabile apenas había llegado cuando Alsan se había unido a la batalla junto con los Ángeles Negros que defendían ferozmente el cuartel.

Claro…no podían esperar menos de los defensores de la humanidad. Pero aunque tuvieran todo el apoyo de los humanos sobrevivientes en el planeta, aquello era incontrolable, era una epidemia que rápidamente se estaba extendiendo. Amigos y conocidos había caído defendiendo su honor y a su raza, pero ahora se alzaban como muertos vivientes y atacaban a los que un momento antes había defendido.

Pero nada de eso era fácil para Nabile…a pesar de haber pasado años de su vida en la guerra, aquel escenario de enormes llamas consumiéndolo todo le hacía revivir momentos terribles…momentos que ella creía olvidados. Pero el fuego que lo consume todo, también hace recordar tragedias. Y en un arranque de angustia apuntó a varios de ellos y exclamando algo redundante. Jack hablo algo sobre la barrera espectral del cuartel y que quizá eso pueda ayudar en algo.

La comandante tomó cuatro dagas en cada mano y enfundo la 9mm que llevaba cargando. Ese era un trabajo al que le iba a dedicar mucho más que unas cuantas balas. De acuerdo a lo que había dicho Jack necesitaban llegar hasta el cuarto de controles, justo donde se activa la barrera. Así pues, Nabile enfrió su mente y miró a los muertos que se acercaban a ellos con prisa y las manos al frente, algunos de ellos ensangrentados, otros eran solo jóvenes de 15 años, varios de ellos eran civiles que habían estado en el lugar y momento equivocado. Otros más, miembros de N.A.P.S.T.A.R.

Quizá el ver a sus compañeros de esa manera fue lo más duro para los Arcadian Knights, pero para Nabile –quien ya se había tranquilizado- no era motivo suficiente para echarse atrás. La joven dio un paso al frente y con increíble velocidad se arrojó sobre "ellos" soltando golpes en la nuca y en las sienes, dejándolos inconscientes al momento.

Siguió golpeando a diestra y siniestra a todos los que se encontraban los suficientemente cerca para atacarlos, cortando ligeramente a los zombis, solo para producir algo de dolor y distraerlos…si es que aun sentían dolor- será mejor que nos apresuremos o cada vez serán más y no podremos con ellos - dijo mientras golpeaba con su botas en la sien derecha a un miembro del escuadrón Gaia.

- Tenemos suerte de que no están conscientes de lo que hacen, si no…seria nuestro fin - y así era, si aquellos miembros entrenados de los cuatro escuadrones pudieran utilizar sus conocimientos para atacarlos, los sobrevivientes no tendrían otra salida más que matarlos.

Nabile ahora ya no era la capitana alegre que disfrutaba pelear contra los seres mágicos, ahora se comportaba de manera fría…pero eso era siempre cuando comenzaba una pelea, olvidaba para que estaba allí y luego el calor de la batalla se lo recordaba: su misión era defender a los humanos, y ellos, ya no eran humanos.

- Jack…tú conoces estos pasillos mejor que yo - le dijo al General Frost -¿algún camino que sugieras?- le preguntó al tiempo que giraba y la sonrisa burlona que la caracterizaba volvía a su rostro.

Pero algo no estaba bien en todo eso…, a pesar de la oscuridad que los comenzaba a cubrir y del ruido producido por las balas, se podía ver al fondo del pasillo un pequeña luz, ¿acaso no solo las alas de las Hadas brillan en la oscuridad?
Acabábamos de llegar al cuartel, y ya habíamos presenciado imágenes terribles. Aquellos seres monstruosos habían destrozado todo a su paso, los pasillos y las salas del edificio estaban destrozados, y no quedaban supervivientes. Nabile recibió un mensaje de parte de Noragatsu, y pudimos respirar algo más aliviados cuando nos comunicaron que había gente en la armería que nos ayudaría y nos cubriría la entrada.
Nos dispusimos a correr como locos hacia la armería, cuando alguien se nos salió del paso. Al principio, Nabile, Jack e Astrid desenfundaron las armas y se preparamos para atacarlo. Observandolo unos instantes. Parecía una especie de mezcla animal que caminaba sobre sus patas traseras. Tenía todo el cuerpo cubierto de un espeso pelaje gris.
Y cuando menos lo esperamos, el monstruo profirió un alarido y se encogió sobre sí mismo, para después erguirse y cambiar de forma: ahora teníamos ante nosotros a un humano. Un humano con las ropas rasgadas y que portaba una hermosísima espada con empuñadura en forma de águila imperial, y que Astrid reconocía muy bien.
Sus ojos castaños le miraron con alivio. Era Arion.
En el justo momento en que se abrazaron un grupo de aquellos zombis salió al paso.
Desenvainando de nueva cuenta a Ygdrassil , con Arion, Nabile y Jack a su lado, destrozaron a aquel grupo y continuamos.
Arion y yo nos miramos un momento mientras corríamos detrás de Nabile y Jack.
- Nosotros no conocemos esas barreras ni el lugar donde se encuentran. Así que os seguiremos desde atrás y os cubriremos – dijo Arion, con voz ronca y desgarradora, como siempre se le ponía tras su transformación.

Comenzando de nuevo a luchar contra otro grupo de zombis, esta vez más numeroso. Uno de ellos disparó con una pistola, Astrid desvié la trayectoria de la bala con su espada en un movimiento tan rápido que rasgó el aire como si fuera mantequilla. Después se acerco a él rápidamente y le hiso varios cortes, para después decapitarlo. De la misma estocada consiguió herir a otro más, quien había estado a punto de dispararme. Sus agudos sentidos élficos le daban ventaja sobre aquellos enemigos, podía escuchar cada bala, cada disparo y cada paso que daban a su alrededor.
Pero algo falló de pronto. Un arma blanca que no alcanzo a ver, le hizo un corte mientras se encontraba despachando a otros zombis con su espada. Había escuchado el fino zumbido de la hoja al cortar el aire, pero tenía la espada retenida en el cuerpo de un zombi. Se veía claramente cómo la sangre bañaba su costado. Entonces, un destello plateado cruzó su campo de visión mientras intentaba ponerse en guardia de nuevo.
Arion había destrozado al zombi. Aunque su porte era de caballero, y llevaba a Sumlaris en la mano derecha, sus manos eran garras y su cara era alargada con la forma de un hocico de lobo.
Aquella pesadilla tenía que terminar. Pensó la noble elfa, que si ganaban aquella batalla podría estar con Arion y con sus compañeros al día siguiente, disfrutando de de una cálida camaradería. Con aquel pensamiento, lanzo a varios enemigos al suelo y los rematé con una estocada a cada uno antes de que pudieran levantarse…
Al poco, de entre la sangrienta escaramuza, Jack nos comenzó a conducir hasta aquellas barreras que nos salvarían.

Con una delicada y sombría apariencia, Ikuto el semidemonio ferviente sirviente de la reina se preparaba para ayudar a los capitanes, hace poco que se había enterado de lo que pasaba en el cuartel de los Philosophers, en ese momento se encontraba en una misión no muy lejos de donde se llevaba a cabo la batalla, cuando en un momento sorpresivo le llego el mensaje un tanto perturbador de la reina "ven en cuanto puedas" decía, y justo debajo había una dirección concreta escrita, al parecer, la reina se encontraba refugiada y altamente custodiada.

Sin pensarlo dos veces abandono su misión sin antes dejarla a cargo de sus otros compañeros y se dirigió hacia Avalon de inmediato, y una vez allí acudido de inmediato con la reina
- ¿llamabais?- decía mientras se inclinaba elegantemente ante la reina.
La reina le pareció un poco nerviosa, por lo que estableció de inmediato un vinculo telepático con ella para tranquilizarla a la vez que le transmitió imágenes y recuerdos de lo que sucedia en esos instantes.
-Vaya- exclamo.
-necesito que te dirijas con ellos para ayudarles-dijo ella
-¿de verdad crees que los arcadian knights se tomaran bien que un medio demonio como yo este alli?- replico.
Ella de inmediato pidió un trozo de papel, y una pluma, escribiendo así el porqué de la presencia de aquella figura ante sus comandantes, a la vez que con su anillo colocaba el sello real y se la entregaba.
-Es una muestra de que te envio yo-dijo la reina-Busca y dásela a Nabile- añadió mientras le transmitía recuerdos con imágenes de Nabile para que el supiera quién era
-Entendido pues- dije, dio media vuelta y con un gesto de la mano a modo de despedida, se transformo en su forma demoniaca y alzo el vuelo hacia el cuartel de los philosophers.
Una vez allí, busque un sitio donde aterrizar, hecho esto, se transforme en humano.

Había cadáveres de zombis, algunos estaban inconscientes y otros se dirigieron hacia él, respondiendo a esto tomando a Haiass haciéndoles cortes en los pies, de tal modo que se les congelaban impidiéndoles moverse.
-Quietecitos estáis mas guapos- dijo mientras seguía el rastro de zombis , congelando los pies de los que tenían la desgracia de cruzarse en su camino.
Después de un tiempo observo a un grupo de personas atareadas en abrirse paso entre tanto zombi, entre ellas estaba la chica de nombre Nabile.
Decidido se abrió paso entre los zombis llegando a donde estaba ella.
-¿Nabile?- le dijo a nivel mental, para llamar su atención, mientras se unía al combate,.
-me envia la reina- exclamo, esta vez en voz alta, dando una floritura apartando algunos enemigos congelándolos mientras que con la otra mano entregue la nota con el sello real.

-¿Un mensaje de la Reina?-, Nabile estaba algo sorprendida al ver que en medio de la batalla seguían llegando refuerzos, ahora un tal Ikuto había llegado justamente para hacerles compañía a Arion y Astrid, y a su vez, ellos harían de escolta para Jack y Nabile.

-me han informado de que cerca de aquí hay una barrera ¿cierto?- pregunto a Nabile a nivel mental mientras se ocupaba de congelar o bien matando zombis bajo la fría mordedura de Haiass
- puedo dejar un máximo de 20 zombis que estén por los alrededores inconscientes durante media hora, sin embargo, necesito que alguien más venga conmigo, puesto que no podre dejarlos inconscientes si no estoy concentrado, y no puedo concentrarme si estoy luchando, aun así, ¿os dará tiempo a llegar a la barrera y activarla?-dijo a todos a nivel mental.

- Nosotros podemos ir contigo - dijo Alsan rápidamente a aquel chico nuevo, mientras cogía del brazo a Astrid. Ni siquiera sabían su nombre, pero no había tiempo para presentaciones - Te cubriremos para que puedas hacer eso que dices que vas a hacer. ¡Pero rápido, no debemos perder más tiempo! - gruñó, transformándose de nuevo en lobo y abalanzándose contra un zombi que había llegado demasiado cerca.

Y bien, allí estaba un licántropo y un semidemonio ayudando a los arcadian a luchar, era eso o nada, así que la comandante no podía quejarse, ni decir más que: -Desgraciados… ¡yo les enseñe a luchar!- mientras pateaba en el estómago y lanzaba por los aires a miembros del escuadrón Dynames.

Ikuto asomándose rápidamente por la ventana por la ventana.
-Llegan los refuerzos- comento en la mente de todos los combatientes presentes mientras veía la llegada de los templarios negros.
Girándose asía los comandantes y el licántropo.
-entonces, ¿quien se viene conmigo y quien va a activar la barrera?- pregunto, todavía a nivel mental en las mentes de todos ellos.

- ¡Nabile, Jack! Id hasta las barreras, y haced lo que debáis con ellas. Os cubriremos - les dijo Astrid a sus amigos, volviéndose de inmediato a la batalla - ¡Vamos! - le dijo al chico nuevo a nivel mental.
Ella tenía la impresión de que ese joven que había llegado por orden de la reina tenía algo que ver con ellos de una forma más especial. "Quizá fuese mítico también, al igual que yo, aunque se nos había presentado con forma humana" pensó muy dentro de sí. Pero no solo era él joven sino también su espada le llamaba la atención.
Mientras se dedicaba a ensartar a los zombis con su Ygdrasil y lanzaba hechizos de agua a diestra y siniestra, observo a Arion luchar con Sumlaris... y después por un momento la espada de su nuevo compañero.
Había algo entre esas dos armas. Algo que no sabía explicar, era como un pequeño escalofrío, era como una señal de que ambas, Sumlaris y la otra espada de hielo, estuviesen hechas para luchar entre ellas.

Ya no había tiempo para discusiones, observando todo a su alrededor Ikuto no se le notaba conforme.
-este sitio es demasiado estrecho- penso
buscando con la mirada observo una puerta, por la cual se abrió paso como pudo, aquella sala era casi igual que en la que se encontraban.
Adelantándose un poco mas miro otra puerta tumbándola con gran rapidez, aquella sala era perfecta, en ella cabria sin problemas
-lo hare desde esta sala- dijo a nivel mental a todos, para no tener que pegar voces entre tanto choque de espadas y disparos
-necesito que cubráis la entrada para que no entren los zombis-
dijo de nueva cuenta en la mente de los dos que se habían ofrecido para cubrirme, acto seguido, entro al interior de la sala situándose en su centro y cerró los ojos, su cuerpo se fue alargando lentamente y unas alas empezaron a crecer en su espalda, convirtiéndose en su forma demoniaca para tener más alcance y poder dejar inconscientes a mas zombis.
Una vez hecho esto, todavía con los ojos cerrados, su mente empezó a buscar mentes de zombis y a atacarlas, de tal modo, que los zombis que estaban en el camino que llevaba a la barrera y cerca de ellos, se llevaron las manos a la cabeza y empezaron a gritar de dolor, cayendo inconscientes al rato, "en cuanto acabe me transformare en humano", respirando entrecortadamente agotado, salió y dijo a nivel mental
-pista libre, el camino hacia la barrera está despejado-
mirando en la dirección contraria, viendo que llegaban zombis a los habilidad no había alcanzado, con sus últimas fuerzas alzo la mano y un muro de hielo apareció, dejando a los zombis lejos de ellos, hablando en voz alta, puesto que apenas le quedaban fuerzas para comunicarme mentalmente:
-eso les entretendrá un rato, parece frágil, pero es más duro que el mismo acero-
sacando su pistola y disparo contra el muro de hielo, la bala quedo aplastada contra el muro y cayó al suelo, el muro de hielo estaba intacto.
Estaba completamente decidido quien se quedaría a cubrir la retaguardia.
-Bien Jack, tú dices cuando, yo te sigo sabes que a mí nunca me gusto deambular por los pasillos de la sala de controles…- le decía a su jefe cuando giró repentinamente y extendiendo la palma de su mano izquierda mandando hacia el fondo del pasillo a unos cuentos civiles desquiciados.

-Soy yo… ¿o cada vez son más?- preguntó Nabile a la nada, esperando que alguien de los presentes le respondiera. Y de verdad parecía, como si todos los afectados por el virus se dirigieran directamente al cuartel.

-y no… no eres tú, cada vez son más-
dijo respondiendo a la pregunta de Nabile, acto seguido, sentandoce en el suelo apoyando la espalda contra la pared para recuperar fuerzas, dentro de pronto las iba a necesitar si los zombis conseguían romper el muro que los separaba.
Ikuto mediante el usó su habilidad mental nos quito a los zombis de encima por un valioso tiempo pero eso no quitaba el hecho que la situación empeoraba cada vez más, con más y más hordas de "ellos". -¡Comandante Nabile, cúbreme la espalda, voy a hacer "eso"!...Capitana Astrid!, Teniente Arion!, estamos a 15 metros de la sala de controles podrán aguantar 15 minutos?, necesito activar la barrera de campo espectral y para ello necesito concentrarme al grado de no poder ni defenderme…-

Era evidente que con "eso" se refería a romper los sellos dentro del para activar su magia sin embargo eso significaba que si no tenia cuidado y perdía la concentración podría quedar inconsciente, y tomar una desquiciada actitud siniestra, para después desangrarse por los estigmas.

En cuanto llegaron al cuarto de control, Jack activo su magia. Sus cabellos se tornaron de plata, una aura azul le rodeaba como relámpagos de estática, sus tatuajes ocultos hasta ahora la vista humana aparecen y sus ojos se vuelven rojos como la sangre. Entonces Nabile y el entraro al vasto cuarto de controles mientras los demás esperaban afuera, cubriéndoles las espaldas ferozmente.
Así que, este parecía ser el final de todo, Jack había comenzado a liberar los sellos, y mientras Astrid y Arion junto con Ikuto lidiaban con los zombis que llegaban por todos lados, a Nabile le tocaba cubrir la espalda de su jefe. Algo sencillo ¿no?
Sobre todo con la pared que había creado Ikuto que comenzaba a debilitarse, y el que no parecía estar en condiciones de soportar una lucha en ese momento, así que debían darse prisa si no quería terminar como "ellos".
-Es hora de algo de acción de la buena- dijo jack en un tono fuerte y enérgico, mientras corrían a por el panel principal. Después de un rato de correr llegaron a las celdas de poder y al control principal, para poder activarlo ingreso los códigos de activación.
-Jack, no me enojaría si te apresuras- dijo Nabile con una sonrisa en el rostro, mientras desenfundaba 8 dagas y lanzaba una a cada rodilla de los muertos que los perseguían e intentaban entrar a donde se encontraban.
De pronto las celdas generaron todo el poder y lo mandaron hacia el inmenso reactor de la camara de resonancia fotónica. Todos ellos deberían de caer noqueados en un instante, al activar la barrera de campo espectral, pero me acordé del hecho de que todos aquellos que estuviesen asi por más de 30 minutos, su cerebro habría muerto y lo único que pasaría es que se les freirían los sesos.
Ahora una difícil decisión recaía en las manos del caballero de plata, Jack Frost, el iluso hombre que es, que no pudo ni salvar a sus amigos hace 60 años en Vietnam durante "esa" maniobra del enemigo con el ejercito de no muertos.

Entonces recordó las palabras del hombre que ayudó a diseñar el sistema de la barrera, antes de activar la misma con su canalización del flujo de chi a través de los catalizadores del panel.

"I am become death, the destroyer of worlds...It is I who will bring life to the living innocent and death to the condemmned souls, ...



Última edición por Jack Harlock el Sáb Feb 11, 2012 8:01 pm, editado 5 veces



"Oscuro como la noche sin luna, amargo y más caliente que el infierno mismo...eso es un café"

Que tal Invitado? escucha el Podcast!! xDD
Ver perfil de usuario http://rokkerollers.foroactivo.mx/

2 Re: La leyenda de los Caballeros de Arcadia el Sáb Feb 04, 2012 6:29 pm

Invitado


Invitado
Madre del amor hermoso! No había leído una historia tan trabajada en siglos! (cause I have a thousands of years u know?)
me recordó a un millón de cosas xD y por si no ha quedado claro, me gustó
te ordeno que la termines, pero ya!
lo que no entendí muy bien es si los humanos se convirtieron en seres miticos o ya estaban allí?
y los Apostoles Caidos son los malos? es decir los que comenzaron atacando a los humanos?
ya sabes que espero la siguiente publicación Vez

3 Re: La leyenda de los Caballeros de Arcadia el Lun Feb 06, 2012 2:50 pm

Jejeje me alegro de que te guste, voy a postear lo demás ahora mismo hohoho. Pues mira los humanos se empezaron a juntarse con seres miticos (elfos, lobos, etc) por lo que los que salieron despues eran llamadosss "hybridos" Asi que humanos e hibridos empezaron a "coexisitir" pero como los Apostoles eran conformados por puros seres del mal, por asi decirlo, que tambien habian seres miticos pues hay cierta discriminacion, hacia los que estan con los humanos.



"Oscuro como la noche sin luna, amargo y más caliente que el infierno mismo...eso es un café"

Que tal Invitado? escucha el Podcast!! xDD
Ver perfil de usuario http://rokkerollers.foroactivo.mx/

4 Re: La leyenda de los Caballeros de Arcadia el Lun Feb 06, 2012 3:10 pm

Chacalanime

avatar
Artista Oficial
Artista Oficial
La verdad es que tu historia es buena,si que le veo un par de cosas que podias mejorar (aspectos que tampoco son errores graves)pero voy a esperar a ver cómo es tu narrativa,ya que si no he entendido mal esto es una introducción(perdona si me he equivocado) cuando empieces a contar la historia con los personajes y tal ya veré Adiós



Ver perfil de usuario

5 Re: La leyenda de los Caballeros de Arcadia el Lun Feb 06, 2012 3:13 pm

Vale pues me parece bien Chacalanime! Ahora mismo estoy leyendo tu historia en lo que arreglo la mia hahaha Muajaja asi que en un rato ya la actualizo. Y gracias me alegro de que te guste!



"Oscuro como la noche sin luna, amargo y más caliente que el infierno mismo...eso es un café"

Que tal Invitado? escucha el Podcast!! xDD
Ver perfil de usuario http://rokkerollers.foroactivo.mx/

6 Re: La leyenda de los Caballeros de Arcadia el Mar Feb 07, 2012 7:50 pm

[Actualizado 07-02-12]



"Oscuro como la noche sin luna, amargo y más caliente que el infierno mismo...eso es un café"

Que tal Invitado? escucha el Podcast!! xDD
Ver perfil de usuario http://rokkerollers.foroactivo.mx/

7 Re: La leyenda de los Caballeros de Arcadia el Miér Feb 08, 2012 9:42 am

Misakichan95

avatar
Artista Oficial
Artista Oficial
wolaas :D al fin pude leerla xd jejeje se ve bastante interesantee :) solo una preguntilla y un par de consejos xdd
.los seres míticos surgieron de repente o estubieron simpre allí escondidos?

a ver, como le dije a chacalanime (si lo sé soy una pesada) vigila los verbos que esten siempre en el mismo tiempo. porque de otra forma parece que en un momento estas contando una historia y al siguiente saltas al presente (verbo) y se hace un poco lioso xd
la otra cosa, que es una tonteria. es que podrias empezar diciendo que es un prólogo lo del comienzo, porque con lo de cap 1, 2, 3 me lie bastante al leerlos xd

por lo general me ha parecido buena :D jeje a ver si los siguientes capítulos son un pelo mas largos ;D




Imagen cortesia de GreenMotion ;)

Ver perfil de usuario http://misakichan95.deviantart.com/

8 Re: La leyenda de los Caballeros de Arcadia el Miér Feb 08, 2012 4:16 pm

Gary

avatar
Web-Master
Web-Master
Hasta que termine de leerlos! Por Fin me a parecido una historia muy buena ;D al principio me lie un poco, pero luego entendi las cosas mas o menos, bueno esperare el proximo ;D

Saludos.

Ver perfil de usuario http://youngmangakas.forosactivos.net

9 Re: La leyenda de los Caballeros de Arcadia el Dom Feb 12, 2012 3:40 pm

Actualizado [12-02-12]



"Oscuro como la noche sin luna, amargo y más caliente que el infierno mismo...eso es un café"

Que tal Invitado? escucha el Podcast!! xDD
Ver perfil de usuario http://rokkerollers.foroactivo.mx/

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.